Condiciones de la reserva

Condiciones de la reserva

RESERVAS

Los usuarios podrán solicitar reservas de plazas con antelación, por teléfono o correo electrónico, dirigiéndose directamente a Casa Rural “Las Caleras” de Daimiel.

Los servicios solicitados se entenderán firmes, adjuntando el justificante de garantía solicitado, que será prepago bancario.

ANULACIONES

En todo momento, el usuario puede desistir de los servicios solicitados o contratados, teniendo derecho a la devolución de las cantidades que hubiera abonado, tanto si se trata del precio total como del depósito, pero deberá indemnizar los gastos de gestión y cancelación a Casa Rural “Las Caleras” de Daimiel. Se realizará cargo en la misma conforme a las siguientes cantidades:

Gastos de Gestión y Anulación: Cubre los daños originados por las gestiones de reserva informática, envío de documentación y tramitación bancaria de devolución de las cantidades correspondientes. Estos gastos suponen el 10% del importe total.

Penalizaciones: No obstante lo anterior, el usuario o consumidor abonará, además, una penalización del importe total del precio consistente en:

  • Entre los 15 y 11 días antes, 15%
  • Entre los 3 y 10 días antes, 40%
  • Dentro de las 48 horas anteriores a la fecha del viaje/servicio, 90%

Cancelaciones el mismo día del viaje/servicio, o no presentarse en la fecha convenida para la prestación de los servicios contratados, no tendrá derecho a devolución alguna de la cantidad abonada, salvo causa de fuerza mayor demostrable o acuerdo entre las partes en otro sentido.

De igual modo, y en idéntica proporción, se procederá en caso de anulación parcial de plazas o reducción del número de servicios contratados.

Fianza

La casa se entregará limpia y en perfecto estado de habitabilidad.

A su llegada a la casa rural se le pedirá al cliente una fianza de daños de 300 euros.

Tenga en cuenta que al aceptar la reserva, acepta que los daños causados durante la estancia se deducirán de su fianza. La fianza se reembolsará después del revisado de la casa, si la casa rural está en las mismas condiciones en las que se le ha entregado al cliente. Si hubiera daños ocasionados por el cliente en la casa, se descontarán de la fianza y, en caso de que los daños superen la cantidad entregada en concepto de fianza, el cliente deberá abonar la diferencia. De igual modo se actuará en el caso de un exceso de suciedad fuera del uso normal de las instalaciones, descontando de la fianza las horas extras de limpieza de la misma.